Mitos al Descubierto

August 14, 2019

 

¿Produce manchas la Vitamina C al contacto con el Sol?

 

Todavía somos muchos los que al pensar en la vitamina C, aplicada en nuestra piel, pensamos en obtener una luminosidad y vitalidad perfecta, pero eso sí, también creemos que es incompatible con el sol. Veamos más sobre este asunto y otros mitos relacionados con esta maravillosa vitamina para la piel.

 

La primera idea que nos viene a la mente es totalmente cierta, porque la potente acción antioxidante de la vitamina C bloquea la acción de los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro de la piel; y como consecuencia, al utilizar de manera continuada cosméticos ricos en vitamina C, logramos una piel llena de energía, vitalidad y luminosidad.

 

Además, quizá no sepas que la vitamina C ayuda a quemar la grasa al intervenir en la síntesis de la carnitina, una sustancia que debe estar presente en las células para que oxiden y degraden las grasas. Por tanto, los cosméticos con vitamina C no sólo son ideales para pieles apagadas, sino también para pieles grasas, personas con acúmulos de sebo facial y por supuesto, para productos de uso corporal, incluidos geles y todo tipo de ungüentos corporales.

 

Abordemos ahora ciertos Mitos. La segunda idea, esa que nos hace temer al sol, si nos hemos aplicado un cosmético con Vitamina C, es sólo una leyenda popular generada por el desconocimiento de lo que ocurre, en realidad, con los cosméticos formulados con esta joya dorada.  

 

Aunque durante mucho tiempo hemos creído que la vitamina C es fotosensibilizante, hoy sabemos que esta vitamina, en sí misma, no es incompatible con el sol. El hecho de que se hable de ella como activo fotosensilizante es porque hay cosméticos, cremas y sérums que la contienen y que usan un pH ácido para su formulación. Al usar el pH ácido logran estabilizarla mejor, y precisamente esa acidez -que suele estar en torno al 3,5- es la que ejerce un ligero efecto exfoliante en la piel. Y, por lo tanto, hace que el uso de estos productos no sea recomendable si vas a exponerte al sol.

 

En Emocosmética, la vitamina C que incluimos en diversos cosméticos, está formulada con un pH similar al de la piel. Es decir, un pH entorno al 4,7 y por tanto, no tendrán efecto peeling y podrán usarse todo el año, con independencia a la exposición solar.

 

Es más, la vitamina C, en sí misma, ayuda a combatir los daños solares y a tratar las manchas. Esto lo logra porque reduce la cantidad de la melanina en la piel cuando no está expuesta al sol, actuando de forma preventiva. Pero lo más increíble de esta vitamina es que también actúa como un corrector cuando las manchas solares ya han aparecido en la piel, o cuando nuestra dermis está recibiendo la radiación solar. Siendo, por tanto, uno de los pocos activos clasificados como efectivos contra la hiperpigmentación.

 

Así que, si deseas cuidar tu piel y disfrutar de un cosmético iluminador y regulador de la melanina en verano, lo importante es que elijas marcas que trabajan con formulaciones de vitamina C con pH neutro, y así no te privarás de sus infinitos beneficios. Recuerda que, sin sol, la vitamina C reduce la melanina y bajo la exposición solar, regula su producción.

 

Eso sí, el asunto de las manchas en la piel no es un campo fácil de tratar y requiere de paciencia en los tratamientos, ya que regular y normalizar unos melanocitos que trabajan mal no es tarea fácil ni rápida, por lo que hay que esperar unos meses para empezar a ver resultados visibles.

 

Si te preguntas ¿Cuándo es mejor aplicar cosméticos con Vitamina C? Sin duda, su aplicación por la mañana es mejor que por la noche, porque la vitamina C actúa como un escudo contra las agresiones de la vida moderna, tales como: polución, radiaciones, o inclemencias del tiempo. Y recuerda: Si la fórmula no tiene un pH ácido, puede usarla cualquier persona a lo largo del año.  

 

Otro de los mitos es que la vitamina C puede irritar las pieles sensibles. En este caso, es importante hablar de las concentraciones, si supera la concentración del 15%, la vitamina C pura puede irritar pieles sensibles. En Emocosmética, los porcentajes están cuidadosamente calibrados, así como los derivados de la que se obtiene, para que las pieles más sensibles puedan disfrutar de su beneficio sin sufrir ningún problema. Por lo que, una vitamina C de calidad en las cantidades adecuadas, es ideal hasta para las pieles más sensibles.

 

Por último, otro de los mitos más escuchado. Se dice que la vitamina C “ensucia la dermis porque obstruye los poros y se acumula en ellos la suciedad”. Esto, no sólo no es así, sino que se trata de una mala interpretación de lo que ocurre en ocasiones con ciertos cosméticos que contienen vitamina C no estabilizada.

 

El concepto de fotosensibilidad es algo bastante sencillo de entender. Pero el mal uso del término ha dado lugar a mucha confusión. Algo es fotosensible cuando es sensible a la luz. Por el contrario, diremos que es fotoestable cuando no le ocurre ningún cambio tras su exposición a la luz solar o artificial.

 

 

Que un compuesto químico sea fotosensible significa que reacciona con la luz solar, produciéndose un cambio en su interior y dando, como resultado, otro compuesto totalmente diferente.

 

El ejemplo más sencillo es el de la vitamina C pura -sin estabilizar- que, al reaccionar con la luz, se oxida y por tanto es fotosensible, porque pierde sus propiedades. En cambio, otros ingredientes como el ácido glicólico o el agua son fotoestables, no reaccionan con la luz y se quedan tal cual independientemente de esta.

 

En el caso de las pieles, por ejemplo, existen pieles con rosácea, dermatitis atópica, psoriasis o personas con enfermedades como la sensibilidad química múltiple o alergia al sol que son pieles fotosensibles. Ya que son muy reactivas cuanto se exponen a una radiación solar y empeoran en su dolencia.

 

Por el contrario, en el caso de una piel sana diríamos que no es fotosensible: es decir que, si usamos crema solar de manera correcta, no presentaremos eritemas en la piel.

 

¿Y que es un activo fotosensibilizante? Es un ingrediente que vuelve a la piel sensible al efecto del sol.  En el caso de la Vitamina C no es fotosensibilizante, como ya hemos explicado.

 

Ahora bien, la Vitamina C pura, es fotosensible, es decir, se oxida con la luz solar y por tanto se oscurece. Si esto ocurre cuando está aplicada en la piel, podremos observar que al pasar unas horas aparece manchada a causa de la vitamina oscurecida, pero no es nada preocupante, ya que una buena limpieza por la mañana o por la noche dejará nuestra piel impecable de nuevo.

 

Recuerda: La vitamina C pura es fotosensible al sol, pero no fotosensibiliza la piel.

 

Pero eso sí, para concluir, te diremos que tenemos una mala noticia que darte: Casi todas las personas tenemos déficit de Vitamina C. Nuestro estilo de vida moderno destruye la poca vitamina C que tenemos en la piel.

 

Ten presente que la comida actual, en la que abusamos de alimentos procesados, es muy pobre en Vitamina C, unido a medicamentos que la destruyen, a la polución, al sol o los hábitos insanos como el tabaco o el alcohol, empeoramos la situación y por tanto nuestra piel, que necesita grandes cantidades de esta vitamina, se verá claramente dañada a causa de su déficit. Para entender la deficiencia, es interesante saber que, por ejemplo, necesitamos unas 40 veces más de vitamina C que de vitamina E y unas 2000 más que de retinol, por lo que el aporte extra se convierte en imprescindible.

 

Dicho esto, es evidente el beneficio del uso tópico de la vitamina C es altamente recomendada en todas las épocas del año.

 

Recuerda: Con los Emocosméticos que tienen vitamina C, garantizas el uso perfecto de la misma y tu piel te lo agradecerá.

Share on Facebook
Please reload

Entradas destacadas

Ya se acerca el frio

November 22, 2019

1/3
Please reload

Entradas recientes

November 22, 2019

November 20, 2019

November 19, 2019

August 14, 2019

April 27, 2019

April 25, 2019

Please reload

Archivo